Lineamientos para una investigación jurídica. Johnny Antonio Dávila

¿Qué es una investigación?

Investigar es buscar intencionalmente algo que no se conoce. El investigador es un descubridor intencional: sabe que busca algo, pero no sabe cuál será el resultado de su búsqueda. Como puede observarse, para tomar la decisión de buscar algo que no se conoce y encontrar un resultado, es necesario analizar el objeto de nuestra investigación, lo que exige  seguir ciertas normas metodológicas, ya que, aunque podemos realizar una búsqueda sin respetar estas normas metodológicas, el resultado -si llegara a obtenerse- no será confiable. Es por eso que la investigación debe entenderse como una búsqueda intencional realizada de manera metodológica, o sea, sometida a reglas que concedan, por lo menos, confiabilidad a sus resultados. 

 

¿Para qué se investiga?

Fundamentalmente para encontrar respuestas que conlleven a un aumento de conocimiento. Se debe tener presente que la posibilidad de aplicación práctica del conocimiento hallado no es presupuesto de la investigación.

 

La investigación jurídica

Ante todo, es necesario decir que todo lo existente puede ser investigado, por tanto, todo lo existente puede ser objeto de investigación. El Derecho tampoco escapa a esta realidad. La investigación jurídica es, pues, la investigación que tiene por objeto el estudio del Derecho. Ahora bien, al realizar una investigación jurídica debe tenerse en cuenta que su especialidad radica en que en el Derecho ha contenido, y contiene, tres aspectos esenciales que lo individualizan:

*Normatividad: se refiere al ordenamiento (sin importar su vigencia) y su ciencia 

*Facticidad: se refiere a los hechos que dan lugar al nacimiento de ciertas normas y que, por tal razón, son hechos regulados por el Derecho. Igualmente quedan contemplados los efectos históricos y sociales del Derecho.

*Axiología: hace referencia a la valoración social que se tiene de las normas jurídicas (injustas o justas) y a las concepciones prejurídicas (valores que impulsan la creación o derogación de ciertas normas positivas). 

Cualquier investigación jurídica abordará, como mínimo, uno de estos aspectos, pues son esenciales al Derecho. Ahora bien, un trabajo de investigación jurídica puede ser abordado desde distintos puntos de vista. Debido a esta circunstancia, los trabajos de investigación jurídica pueden ser de diversa índole, a saber:

* Histórico-jurídico: se refiere al seguimiento histórico de una institución jurídica (v.gr., la familia, el contrato, las patentes, la bioseguridad, el estado).

*Jurídico-comparativo: trata de establecer las semejanzas y/o diferencias entre instituciones jurídicas o sistemas jurídicos (v.gr.,semejanzas entre el derecho penal alemán y el derecho penal venezolano).

*Jurídico-descriptivo: consiste en aplicar “de manera pura” el método analítico a un tema jurídico, es decir, consiste en descomponerlo en tantas partes como sea posible. Esto implica que el tema debe ser, salvo que se persiga otro fin, muy bien delimitado (v.gr., análisis de los requisitos para contraer matrimonio).

* Jurídico-exploratorio: se trata de abrir el camino para la realización de posteriores investigaciones (v.gr., aspectos generales del derecho de autor).

* Jurídico-proyectivo: consiste realizar una especie de predicción sobre el futuro de algún aspecto jurídico (v.gr., sostener que el Derecho Penal en un tiempo no lejano pasará a ser competencia de entes supranacionales).

* Jurídico-propositivo: se caracteriza porque evalúa fallas de los sistemas o normas, a fin de proponer o aportar posibles soluciones.

Cada uno de estos tipos de trabajos de investigación jurídica puede tener por objeto cualquiera  de los aspectos o facetas mencionados anteriormente, es decir, la norma (aspecto normativo del Derecho), los hechos (aspecto fáctico del Derecho) o la valoración (aspecto axiológico del Derecho). De manera que, por ejemplo, podrá realizarse una investigación histórico-jurídica sobre el aspecto fáctico de una institución jurídica específica, v.gr., razones políticas que motivaron la creación y aprobación de determinada constitución.

 

Fuentes de la investigación jurídica

Cuando se habla de fuente se está haciendo referencia a aquello de lo emana algo. Así, las fuentes de la investigación jurídicas son aquellos elementos que permiten al investigador obtener o hallar lo buscado: el conocimiento jurídico. Para el investigador jurídico las fuentes principales son:

* Ley: representa la fuente jurídica formal por excelencia, y suele ser tomada como fuente única y exclusiva de la investigación jurídica.

* Jurisprudencia: es una fuente importante pues representa o muestra el criterio constante de los órganos jurisdiccionales (en nuestras facultades suele pensarse que la jurisprudencia es el criterio aislado, y a veces único, que emana de ciertas decisiones).

* Doctrina: es una fuente de consulta inevitable, debido a que comprende la opinión de personas calificadas que siempre, de una manera u otra, influyen sobre el estado actual o futuro del Derecho.

* Realidad social: es esta, tal vez, la fuente más importante, no obstante ser la más compleja, ya que su análisis implica un alto grado de abstracción presente, o sea, requiere que el investigador tenga una alta capacidad para separar y unir hechos, ya que lo que se analiza es el presente y los hechos que pueden dar lugar a futuros sistemas jurídicos o instituciones jurídicas.

 

Selección del tema

Seleccionar el tema equivale a escoger sobre qué se va a investigar. Es evidente, entonces, la importancia de elección correcta, la cual dependerá de varios factores: 

* Fuentes disponibles: pues  resulta difícil, aunque no imposible, realizar una investigación cuando no se tiene material de consulta suficiente.

* Interés del estudiante: la persona que realizará la investigación debe procurar que el tema sea de su interés, así se hace más fácil el trabajo de investigación.

* Lectura previa: se recomienda realizar una lectura general sobre el área en la cual se desarrollará la investigación pues de esta manera se adquiere una visión panorámica de los tópicos posibles y una percepción de las fuentes existentes.

Volver a la página anterior