LEY PARA LA PROMOCIÓN Y DESARROLLO DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA INDUSTRIA

 

GACETA OFICIAL

DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

N° 5552 DEL 12 DE NOVIEMBRE DE 2001

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

 

DEL DECRETO LEY PARA LA PROMOCIÓN Y DESARROLLO DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA INDUSTRIA

 

El presente Decreto Ley para la Promoción y Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria pretende desarrollar la misión constitucional del Estado de protección y promoción de la pequeña y mediana industria con el fin de contribuir con el desarrollo económico del país, sustentándolo en la iniciativa popular y asegurándole la capacitación, la asistencia técnica y el oportuno financiamiento.

 

La pequeña y mediana industria viene siendo reconocida como fuente de generación de empleos y de inversiones. Constituyéndose así en un elemento dinamizador de la economía, al propiciar el desarrollo nacional equilibrado que conlleve a una distribución más equitativa de la riqueza y en consecuencia, a una mayor estabilidad social. Esta importancia ha motivado que los países la materialicen en políticas y legislaciones específicas, dirigidas a promover y desarrollar este sector industrial.

 

En el caso de nuestro país, las cifras del Banco Central de Venezuela y del Instituto Nacional de Estadística señalan para el mes de Junio del año 2001, que la pequeña y mediana industria ha contribuido al desarrollo de la economía nacional con un 56,8% del total de los establecimientos industriales existentes en el país.

 

Sin embargo, la dinámica de la pequeña y mediana industria, en el ámbito de la producción, como sector generador de empleos ha venido disminuyendo en los últimos años. En este sentido, cifras del Instituto Nacional de Estadísticas demuestran que entre los años 1989 y 1995, ambos inclusive, el número de pequeñas y medianas industrias se redujo de 9.977 a 8.055, estimándose en un 20% la reducción. Igualmente, según informe de la organización gremial que agrupa en Venezuela a la pequeña y mediana industria, FEDEINDUSTRIA, dos mil 400 empresas cerraron o redujeron su capacidad de producción durante el año 1998, lo cual produjo la desaparición de 350 mil puestos de trabajo.

Por otra parte, el potencial de crecimiento del sector se ve afectado por factores internos que inciden en su eficiencia operativa, tales como la escasa planificación, información, administración, baja calificación de la mano de obra, el desconocimiento del mercado y su evolución, así como una actitud de poca disposición hacia la asociatividad. Esto ha ocasionado, entre otras consecuencias, la escasa participación en los programas de adquisiciones del sector público, debido también a la gran cantidad de trámites exigidos, falta de información sobre los procesos, y limitado acceso al financiamiento.

En el país han sido muchos los intentos para la reactivación de este sector industrial, la mayoría han sido infructuosos o con resultados poco satisfactorios a los objetivos planteados, conformándose instituciones conocidas en el sector, unas desaparecidas y otras aún en funcionamiento, que no llegaron a dar soluciones integrales y respuestas apropiadas a las pequeñas y medianas industrias.

 

Por otra parte, el sector de la pequeña y mediana industria adolece de una Ley que la regule, situación que ha traído como consecuencia el surgimiento de diversas disposiciones con el fin de regular su desarrollo, algunas de ellas poco aplicables a la situación del mismo.

 

Por eso, entre los propósitos fundamentales de este Decreto Ley se encuentra el desarrollar un marco institucional para el diseño y ejecución de políticas públicas que faciliten y promuevan la recuperación, creación, el desarrollo y fortalecimiento de la pequeña y mediana industria sobre la base de sus capacidades y habilidades, recursos y conocimientos.

 

De igual forma, este instrumento normativo contempla mecanismos tendentes a multiplicar las oportunidades económicas y financieras para la pequeña y mediana industria, a través del deber de los órganos que componen los poderes públicos de propiciar mayores oportunidades para la colocación de sus bienes, con la cual se pretende dar la verdadera relevancia a este sector productivo, eliminado prejuicios y discriminaciones que históricamente la han perjudicado.

 

En este sentido, el presente Decreto de Ley tiene entre sus fines establecer un marco de incentivos para la pequeña y mediana industria que la coloque en condiciones más productivas y competitivas, así como se pretende apoyarla en materia de financiamiento, asistencia técnica, adiestramiento, capacitación, administración, gerencia, desarrollo tecnológico e información, por medio de mecanismos idóneos, dinámicos y que se adapten a sus necesidades cambiantes.

 

Contempla igualmente el referido proyecto de Decreto Ley los deberes de los pequeños y medianos industriales en la preservación y aseguramiento del medio ambiente, en condiciones optimas durante la realización de sus actividades productivas. Al Ejecutivo Nacional le impone la incorporación y desarrollo de programas intensivos de tecnologías limpias y socialmente apropiadas para reducir los impactos ambientales negativos de sus procesos y la contaminación.

 

De esta forma se crea el Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria (INAPYMI) como instrumento de ejecución de las políticas, planes, programas y proyectos del Ejecutivo Nacional, con una estructura dinámica, operativa y eficiente que permita dar cumplimiento a las disposiciones existentes y aquellas otras que se propongan en beneficio de la pequeña y mediana industria.

 

El marco institucional para la creación de este Instituto, responde a las necesidades de todos los factores que afectan a este sector. Se concibe como un órgano tutelado, con la plena autonomía que le permita ofrecer asistencia técnica y financiera especializada permanente, así como la capacitación del recurso humano necesario para el desarrollo de la pequeña y mediana industria.

 

De igual forma debe captar, procesar y distribuir con eficiencia la información necesaria para el cumplimiento de los fines del presente Decreto de Ley, constituyéndose al mismo tiempo en un instrumento para dinamizar la actividad económica del país.

 

Entre los objetivos fundamentales del Instituto Nacional de la Pequeña y Mediana Industria, está el de ampliar la acción de promoción y desarrollo de la pequeña y mediana industria a todo el territorio nacional, potenciando y coordinando con todas las instituciones relacionadas con este sector industrial, canalizando las propuestas y necesidades de la pequeña y mediana industria en el ámbito estadal y municipal.

 

Se propone un nuevo esquema, caracterizado por el trabajo coordinado entre los órganos que integran el Poder Público en todos sus niveles, conjuntamente con la pequeña y mediana industria, a fin de crear una cultura industrial moderna y revolucionaria, en la cual el trabajo conjunto entre el Estado y los industriales motoricen el aparato productivo del país.

 

Como respuesta a las necesidades de este sector industrial, el presente Decreto de Ley pretende unificar los criterios del Estado con el fin de potenciar los medios que existen para la recuperación y promoción efectiva, orientada hacia el desarrollo sustentable de las pequeñas y medianas industrias que conforman esta red económica, así como la simplificación de los trámites impuestos al esfuerzo de los participantes del sector.

 

Las responsabilidades previstas dentro del Decreto de Ley para la Promoción y Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, han sido manejadas bajo un esquema jurídico basado en la responsabilidad social de todos los actores involucrados, en donde el Estado asume su rol constitucional de promotor e impulsor de la pequeña y mediana industria, asumiendo ésta su protagonismo dentro del aparato productivo del país y, fundamente su profundo compromiso social.

 

El objetivo es alcanzar un nivel óptimo de coordinación y cooperación interinstitucional, que permita una mayor eficacia en la implementación de los recursos y eficiencia de los órganos del Poder Público nacional, estadal y municipal especializados en desarrollar programas de apoyo para la pequeña y mediana industria.

 

Por todo lo antes expuesto, se concluye que la misión social y económica de la pequeña y mediana industria, no sólo se mantendrá estable en el futuro, sino que continuará siendo fundamental para el crecimiento, desarrollo, estabilidad y mejora de la economía nacional, aspectos que se deben garantizar a través de este Decreto de Ley.

  

Decreto N° 1.547                                        09 de noviembre de 2001 

HUGO CHAVEZ FRIAS

Presidente de la República 

En ejercicio de la atribución que le confiere el numeral 8 del artículo 236 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y de conformidad con lo previsto en el literal b del artículo 1 de la Ley que Autoriza al Presidente de la república para dictar Decretos con Fuerza de Ley en las Materias que se Delegan, publicada en Gaceta Oficial de la República No. 37.076 de fecha 13 de noviembre de 2000, en Consejo de Ministros,

DICTA 

el siguiente 

 

DECRETO CON FUERZA DE LEY PARA LA PROMOCION Y DESARROLLO DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA INDUSTRIA 

 CAPITULO I

 DISPOSICIONES GENERALES

 Objeto y finalidad

Artículo 1°. El presente Decreto Ley tiene por objeto regular el apoyo, fomento, promoción, recuperación y el desarrollo de la pequeña y mediana industria, como factor fundamental de la dinámica productiva del país; mediante la reestructuración de sus deudas, la recuperación de su capacidad instalada, el financiamiento oportuno, la capacitación, asistencia técnica y las preferencias en las compras del sector publico, así como cualquiera otras formas de protección para la pequeña y mediana industria.

 

 

Función del Estado

 

Artículo 2°. El Estado debe promover y proteger las iniciativas particulares y colectivas que conlleven a la constitución, recuperación y desarrollo sustentable de la pequeña y mediana industria.

 

 

Definiciones

 

Artículo 3°. A los efectos del presente Decreto Ley se entiende por:

 

  1. Pequeña Industria, la unidad de explotación económica realizada por una persona jurídica que efectúe actividades de producción de bienes industriales y de servicios conexos, comprendidas en los siguientes parámetros:
    1. Planta de trabajadores con un promedio anual no menor de once (11) trabajadores, ni mayor a cincuenta (50) trabajadores.
    2. Ventas anuales entre nueve mil una (9.001) Unidades Tributarias y cien mil (100.000) Unidades Tributarias.

2.        Mediana Industria, la unidad de explotación económica, realizada por una persona jurídica que efectúe actividades de producción de bienes industriales y de servicios conexos, comprendida en los siguientes parámetros:

    1. Planta de trabajadores con un promedio anual no menor a cincuenta y un (51) trabajadores, ni mayor a cien (100) trabajadores.
    2. Ventas anuales entre cien mil una (100.001) Unidades Tributarias y doscientos cincuenta mil (250.000) Unidades Tributarias.

3.        Emprendedor: Persona interesada y capaz de identificar, evaluar y desarrollar una idea hasta transformarla en un concepto de negocio operativo o en un producto, mediante la obtención de los recursos necesarios para su ejecución y posterior comercialización.

Cuando una industria no cumpla con algunos de los parámetros establecidos en el presente artículo, el Ministerio competente, en materia de la Producción y el Comercio, determinará su clasificación como pequeña o mediana industria, con base a la metodología que establezca el Reglamento del presente Decreto Ley. Adicionalmente, podrán establecerse otros parámetros de clasificación.

 

 

Deber de informar

 

Artículo 4°. Los órganos de la Administración Publica Estadal y Municipal deben informar anualmente al Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria sobre las políticas que adelanten para el fomento, recuperación y el desarrollo de la pequeña y mediana industria, indicando los recursos que deben destinar para la ejecución de los programas, acciones y aplicación de las medidas previstas en el presente Decreto Ley.

 

 

Participación Ciudadana

 

Artículo 5°. El Estado debe promover conjuntamente con el sector industrial la participación ciudadana para el fomento, apoyo, promoción, recuperación y desarrollo de la pequeña y mediana industria. Los órganos del poder público, en todos sus niveles, considerarán en sus legislaciones los mecanismos para incorporar la participación en la materia.

 

 

Políticas y Lineamientos

 

Artículo 6°. El Ejecutivo Nacional formulará las políticas y lineamientos a ser aplicables por los diversos órganos del Poder Publico, a los fines de dar cabal cumplimiento a las disposiciones del presente Decreto Ley.

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPITULO II

 

PROMOCION PARA LA RECUPERACION Y DESARROLLO

DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA INDUSTRIA

 

 

Plan de desarrollo anual

 

Artículo 7°. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, debe elaborar anualmente el Plan de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria como instrumento de planificación y orientación de la gestión del Ejecutivo Nacional, el cual contendrá todas aquellas políticas, programas y decisiones que serán ejecutadas con la finalidad de sustentar los mecanismos necesarios para lograr el desarrollo integral del sector, coadyuvando a su recuperación y fortalecimiento.

 

 

Objetivo del Plan

 

Artículo 8°. El Plan de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria tiene como objetivo definir las políticas, programas y acciones orientadas hacia la promoción, recuperación y desarrollo de la pequeña y mediana Industria, los cuales serán difundidos a través de los mecanismos disponibles a tal efecto por el Sistema de Información Industrial y el Centro de Oportunidades de Negocios del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria.

 

 

Programas de Compras Públicas

 

Artículo 9°. El Ejecutivo Nacional debe promover la participación de la pequeña y mediana industria en condiciones de igualdad, de calidad y de capacidad de suministro en los procesos de compras de bienes a ser ejecutados por los diferentes organismos y entes de la Administración Pública Central y Descentralizada.

 

Los organismos y entes de la Administración Pública Central y Descentralizada deben diseñar programas de compras de bienes que incrementen la participación de las pequeñas y medianas industrias como proveedoras, en los cuales se proporcione información oportuna y se faciliten sus trámites de acuerdo con el principio establecido en la normativa que regula la simplificación de trámites administrativos.

 

 

Preferencias

Artículo 10. La participación de la pequeña y mediana industria en los programas de compras de bienes a ser ejecutados por los organismos y entes de la Administración Pública Central y Descentralizada, mantendrá un esquema de preferencias de acuerdo con los siguientes parámetros:

 

  1. Un margen de preferencia porcentual, determinado con base en los porcentajes de utilización de materia prima nacional, incorporación de recursos humanos nacionales y de tecnologías en la elaboración del bien.
  2. Un margen de preferencia porcentual mayor, si la pequeña y mediana industria se encuentra domiciliada en la región de la licitación, o se asocia bajo cualquiera de las modalidades de asociatividad empresarial avaladas por el Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, o establezca alianzas estratégicas con otras industrias de la región, fomentando así el desarrollo regional.

 

 

Parques Industriales

 

Artículo 11. El Ministerio competente en materia de la Producción y el Comercio, a través del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, definirá las políticas, programas y acciones tendentes a la recuperación, promoción, desarrollo y administración de los Parques Industriales o Conglomerados Industriales existentes, o para el fomento de nuevos desarrollos, para el sector de la pequeña y mediana industria, como mecanismos para la conformación de una plataforma de infraestructura y servicios básicos para el logro de su desarrollo integral.

 

En el marco de estas políticas, se debe contemplar el desarrollo de los Parques Industriales para su administración directa por parte del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, o para su venta o arrendamiento de sus instalaciones a las pequeñas y medianas industrias que presenten programas sustentables de desarrollo o de ampliación industrial, bajo aquellas condiciones que a tal efecto definirá el Instituto.

 

 

Programas Ambientales

 

Artículo 12. El Ejecutivo Nacional podrá desarrollar programas de incentivos para la pequeña y mediana industria, con el objeto de estimular la incorporación de tecnologías limpias y socialmente apropiadas que reduzcan los impactos ambientales negativos de sus procesos y la contaminación.

 

 

CAPITULO III

 

FINANCIAMIENTO A LA PEQUEÑA Y MEDIANA INDUSTRIA

 

 

Medidas para el financiamiento

 

Artículo 13. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio competente en materia de la Producción y el Comercio y de los otros entes públicos encargados del fomento, promoción y desarrollo de la pequeña y mediana industria, establecerá las medidas tendentes a:

 

  1. Desarrollar y promover la adopción de modalidades financieras preferenciales para pequeña y mediana industria.
  2. Promover el desarrollo y fortalecimiento del Sistema Nacional de Garantías Recíprocas para la Pequeña y Mediana Industria, mediante la creación de Sociedades destinadas a estos fines, facilitando el acceso de la pequeña y mediana industria al financiamiento bancario.
  3. Promover el desarrollo y constitución de Fondos y Sociedades de Capital de Riesgo, las cuales ofrezcan modalidades alternas de financiamiento para los proyectos de inversión de la pequeña y mediana industria.
  4. Promover ante el Sistema Financiero la utilización de mecanismos y procedimientos que faciliten el proceso de la evaluación crediticia para las solicitudes cursadas por la pequeña y mediana industria, garantizando el otorgamiento oportuno del financiamiento.
  5. Propiciar la utilización de redes de información sobre los diferentes programas y modalidades de financiamiento disponibles, garantizando un mejor conocimiento de los mismos por parte de la pequeña y mediana industria.

 

 

Programas de Financiamiento

 

Artículo 14. El Ejecutivo Nacional debe tomar las medidas necesarias para el establecimiento de las políticas, programas y acciones que deben regular la asistencia financiera preferencial al sector de la pequeña y mediana industria, la cual debe ser ejecutada por el Banco Industrial de Venezuela, el Fondo de Crédito Industrial y el Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, además de otras entidades financieras que puedan ser incorporadas de acuerdo con lo que disponga el Ejecutivo Nacional.

 

Estas entidades financieras deben elaborar y ejecutar, de manera coordinada, programas especiales de financiamiento preferencial a la pequeña y mediana industria, bajo modalidades de financiamiento de estudios destinados a la identificación de necesidades de inversión, de capital de trabajo, financiamiento de facturas y pedidos; ampliación de planta productiva, adquisición y montaje de maquinarias y equipos, así como financiamiento para la reconversión industrial, para las cuales podrán adoptarse condiciones especiales y términos de tasas de interés y plazos preferenciales.

 

 

Banco Industrial de Venezuela

 

Artículo 15. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Banco Industrial de Venezuela, podrá implementar programas especiales de asistencia financiera al sector de la pequeña y mediana industria, orientados hacia el logro de su recuperación, ampliación o diversificación de su producción para su comercialización en el mercado nacional o en los mercados externos.

 

Dentro de estos programas, podrán incorporarse como modalidades específicas la reestructuración de sus deudas, el otorgamiento de créditos directos para capital de trabajo y la expansión de planta productiva, sin menoscabo de otras modalidades de asistencia financiera que el Banco Industrial de Venezuela pueda establecer para facilitar la recuperación y desarrollo del sector de la pequeña y mediana industria.

 

El Banco Industrial de Venezuela, de acuerdo con lo dispuesto en el Artículo 39 de su Ley, podrá solicitar al Banco Central de Venezuela el establecimiento de un encaje inferior al que éste determine para el resto de los bancos y otras instituciones financieras.

 

 

Fondo de Crédito Industrial

 

Artículo 16. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Fondo de Crédito Industrial, podrá implementar programas de créditos directos a la pequeña y mediana industria para el financiamiento preferencial de capital de trabajo y la expansión de plantas productivas, así como cualquiera otras modalidades de financiamiento que coadyuven a su recuperación y desarrollo.

 

 

Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social

 

Artículo 17. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BANDES), podrá aportar recursos complementarios a las entidades financieras indicadas en el Artículo 14 de este Decreto Ley, para desarrollar los programas especiales de financiamiento preferencial a la pequeña y mediana industria.

 

 

Reestructuración de Deudas

 

Artículo 18. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio de Finanzas y del Ministerio competente en materia de la Producción y el Comercio, en caso de situaciones coyunturales de emergencia económica y financiera que afecten la capacidad de pago de la pequeña y mediana industria, propondrá programas de reestructuración de la deudas con el objeto de garantizar su recuperación.

 

 

Incentivos a las inversiones

 

Artículo 19. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio de Finanzas, podrá otorgar tratamiento fiscal preferencial a las ganancias de capital obtenidas en proyectos de inversión entre industrias nacionales y extranjeras que contemplen la compra de bienes, o que generen inversiones conjuntas con la pequeña y mediana industria, sin menoscabo de las disposiciones establecidas en la Ley de Promoción y Protección de Inversiones.

 

El Presidente de la República, en Consejo de Ministros, con fines de la recuperación, fomento, promoción y desarrollo del sector de la pequeña y mediana industria y de acuerdo con la situación coyuntural, sectorial o regional de la economía, podrá exonerar total o parcialmente el pago de tributos por parte de la pequeña y mediana industria.

 

 

Del financiamiento de emprendedores

 

Artículo 20. El Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria debe implementar programas especiales de estímulo a los proyectos de inversión presentados por nuevos emprendedores, fijando anualmente los montos y las condiciones especiales para el otorgamiento de financiamientos preferenciales que permitan la creación de pequeñas y medianas industrias en aquellos sectores considerados prioritarios en el Plan de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPITULO IV

 

DEBERES DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA INDUSTRIA

 

 

Deberes

 

Artículo 21. Son deberes de la pequeña y mediana industria:

 

  1. Fomentar los mecanismos que permitan la integración entre los industriales y sus trabajadores mediante el acceso de éstos al resultado del proceso productivo.
  2. Contribuir a la capacitación y el adiestramiento de su personal.
  3. Contribuir con los programas de alfabetización y el desarrollo académico del personal que la integra y el de sus familiares.
  4. Adoptar las medidas necesarias para el aumento de los niveles de calidad, productividad y competitividad de sus productos en los mercados.
  5. Cumplir con las medidas de protección y seguridad industrial.
  6. Tomar las medidas adecuadas para promover la defensa, protección y aseguramiento del medio ambiente en condiciones óptimas, en la realización de sus actividades productivas, a los fines de minimizar el impacto ambiental de las operaciones que realicen.
  7. Dar prioridad en la cancelación de los pasivos laborales contraídos con sus trabajadores.
  8. Cumplir a cabalidad los requerimientos contractuales propios de la producción de los bienes industriales y servicios conexos.
  9. Fomentar la cooperación entre las industrias, organismos e instituciones públicas y privadas.
  10. Suministrar todos aquellos datos e informaciones que le sean requeridas por los organismos competentes, a los fines de cooperar con la formulación de políticas públicas dirigidas a fortalecer este sector industrial.
  11. Las demás que le sean exigidas por Ley.

 

 

 

 

 

Mejoramiento de productividad y competitividad

 

Artículo 22. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, debe promover la participación de las pequeñas y medianas Industrias en programas de mejoramiento de sus niveles de calidad, productividad y competitividad con el objeto de propiciar su desarrollo integral como unidades de producción, adecuando sus niveles de gestión y capacidad de respuesta frente a los continuos cambios de los mercados.

 

 

CAPITULO V

 

INNOVACION Y DESARROLLO TECNOLOGICO

 

 

Innovación y desarrollo tecnológico

 

Artículo 23. El Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología y del Ministerio competente en materia de la Producción y el Comercio debe promover la innovación y el desarrollo tecnológico en el sector, mediante programas de asistencia técnica y financiera que permitan la conformación de base tecnológica en las pequeñas y medianas industrias, incorporando mejoras en sus procesos de gestión como parte de sus estrategias de desarrollo integral.

 

 

Desarrollo de la infraestructura tecnológica

 

Artículo 24. El Ministerio de Ciencia y Tecnología, en coordinación con el Ministerio competente en materia de la Producción y el Comercio, debe fomentar el establecimiento y desarrollo de una infraestructura tecnológica de apoyo al sector de la pequeña y mediana industria, de promoción de parques tecnológicos, así como de transferencia de tecnologías como mecanismos idóneos para el fortalecimiento y desarrollo integral del sector, garantizando y coordinando su ejecución dentro del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

 

La prestación de asistencia técnica para el desarrollo de la infraestructura tecnológica debe estar bajo la responsabilidad del Ministerio de Ciencia y Tecnología y del apoyo de los organismos y demás entes de investigación científica y tecnológica del Estado.

 

 

Programas de apoyo

 

Artículo 25. El Ministerio de Ciencia y Tecnología, en coordinación con el Ministerio competente en materia de la Producción y el Comercio, instrumentará programas de apoyo a la innovación y el desarrollo tecnológico de la pequeña y mediana industria, fomentando:

 

  1. Incorporación, asimilación o aplicación de innovaciones en las diferentes etapas de los procesos productivos.
  2. Modernización de las estructuras organizativas y de gestión.
  3. Incorporación de Sistemas de Aseguramiento de la Calidad que permitan la certificación de sus procesos, sistemas y productos finales de acuerdo con los estándares y normas nacionales e internacionales.
  4. Proyectos de mejoramiento a los procesos productivos.
  5. Programas de asistencia técnica para el registro de marcas, patentes, derechos de autor y cualquiera otra actividad relativa a la propiedad industrial.
  6. Realización de proyectos pilotos de innovación o desarrollo de nuevos procesos y productos.
  7. Difusión de experiencias, mejores prácticas, resultados y técnicas relacionadas con la gestión de la innovación y tecnología.
  8. Formación del recurso humano.
  9. Transferencia de tecnologías entre pequeñas y medianas industrias, tanto nacionales como internacionales.
  10. Cualquiera otra actividad que estimule el desarrollo tecnológico de la pequeña y mediana industria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPITULO VI

 

ACCESO A LOS MERCADOS

 

 

Políticas de acceso a los mercados

 

Artículo 26. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio competente en materia de la Producción y el Comercio, debe establecer las medidas necesarias para promover el acceso de las pequeñas y medianas industrias a nuevas oportunidades de negocios en mercados nacionales e internacionales.

 

 

Exportaciones

 

Artículo 27. El Banco de Comercio Exterior, en coordinación con el Instituto Nacional de Desarrollo para la Pequeña y Mediana Industria, debe desarrollar programas específicos para el fomento y promoción de las exportaciones de las pequeñas y medianas industrias, en los cuales se incorporen los siguientes aspectos:

 

  1. Identificar la oferta exportable, real y potencial, de los bienes y servicios conexos producidos por la pequeña y mediana industria.
  2. Identificar la demanda, real y potencial, para las exportaciones de la pequeña y mediana industria.
  3. Promover, desarrollar y financiar la constitución de mecanismos asociativos entre pequeñas y medianas industrias, para la comercialización de sus productos en los mercados externos.
  4. Promover la participación de las pequeñas y medianas industrias en ferias internacionales, misiones comerciales, ruedas de negocios y otros eventos internacionales para la promoción y comercialización de sus productos y servicios, bajo condiciones preferenciales.
  5. Desarrollar programas de asistencia técnica, de formación y de adiestramiento en todas las áreas y procesos vinculados con las exportaciones para el personal gerencial y técnico de las pequeñas y medianas industrias, así como de sus gremios.

 

El Banco de Comercio Exterior, sin menoscabo de las actividades indicadas, debe fomentar el desarrollo y la ejecución de todos aquellos programas que coadyuven al establecimiento de una infraestructura de apoyo a las exportaciones de la pequeña y mediana industria, a través de la cual pueda garantizarse el aprovechamiento de sus capacidades y la pronta inserción en los mercados externos.

 

 

Competitividad de cadenas productivas

 

Artículo 28. El Ministerio competente, en materia de la Producción y el Comercio debe promover la adopción de esquemas asociativos, que permitan la participación de grandes industrias en el desarrollo de programas conjuntos de desarrollo integral, los cuales faciliten la incorporación de pequeñas y medianas industrias dentro de esquemas de cooperación empresarial que favorezcan su presencia en los mercados, mediante:

 

  1. Programas de asistencia técnica en mecanismos de asociativos empresariales que faciliten la adopción de nuevos esquemas de organización comercial.
  2. Programas de mejoramiento competitivo de los niveles de calidad, productividad y competitividad.
  3. Medidas para el fomento de la especialización de las pequeñas y medianas industrias en las diferentes etapas de sus procesos productivos.
  4. Medidas para la consolidación de los mecanismos de organización comercial para la comercialización conjunta de los productos de la pequeña y mediana industria.
  5. Cualquiera otra política que se considere pertinente.

 

 

CAPITULO VII

 

INSTITUTO NACIONAL DE DESARROLLO DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA INDUSTRIA

 

 

Creación

 

Artículo 29. Se crea el Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria como instituto autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propio e independiente de la República, adscrito al Ministerio competente en materia de la Producción y el Comercio, el cual debe gozar de las prerrogativas y privilegios que la Ley le otorgue a la República.

 

 

Objeto

 

Artículo 30. El Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria tiene por objeto ejecutar las políticas de fomento, recuperación, promoción y desarrollo que en materia de la pequeña y mediana industria dicte el Ejecutivo Nacional.

 

 

Sede

 

Artículo 31. El Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria debe tener su sede en la ciudad de Caracas, y podrá establecer oficinas en cualquier otro lugar del territorio nacional, bien directamente o mediante la suscripción de convenios con entes regionales o locales para el cumplimiento de sus objetivos.

 

 

Patrimonio e ingresos

 

Artículo 32. El patrimonio del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria estará constituido por:

 

  1. Los recursos que le sean asignados en la Ley de Presupuesto de cada ejercicio fiscal, así como los aportes extraordinarios que le acuerde el Ejecutivo Nacional.
  2. Los ingresos propios provenientes de su gestión operativa y demás beneficios que obtenga en el cumplimiento de su objeto.
  3. Los aportes provenientes de organizaciones nacionales e internacionales, agencias de cooperación internacional y demás fondos de organismos multilaterales.
  4. Los demás bienes, derechos y obligaciones de cualquier naturaleza que haya adquirido o adquiera, en la realización de sus actividades o sean afectados a su patrimonio.
  5. Los intereses que generen sus depósitos bancarios
  6. Cualquier otro ingreso que se le asigne por Ley .

 

Atribuciones y competencias

 

Artículo 33. Corresponde al Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria:

 

  1. Elaborar, coordinar, ejecutar y supervisar el Plan de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, el cual debe contener los objetivos a ser alcanzados en el corto, mediano y largo plazo en cada una de las áreas prioritarias de desarrollo para el sector de la pequeña y mediana industria.
  2. Elaborar, coordinar y supervisar los programas y proyectos dirigidos al fomento y la promoción del sector de la pequeña y mediana industria, contenidos en el Plan de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria.
  3. Asesorar al Ministerio competente en materia de la Producción y el Comercio en todas las actividades de fomento, promoción y fortalecimiento del sector de la pequeña y mediana industria.
  4. Administrar y gestionar el Sistema de Información Industrial.
  5. Identificar las necesidades de asistencia financiera y técnica del sector de la pequeña y mediana industria.
  6. Elaborar los diagnósticos, estudios técnicos y de factibilidad requeridos por el sector de la pequeña y mediana industria para el financiamiento de sus proyectos de desarrollo.
  7. Conceder asistencia financiera bajo modalidades especiales para la pequeña y mediana industria, en condiciones y términos de tasas de interés y plazos preferenciales, sin menoscabo de las ofrecidas al sector por otras entidades financieras.
  8. Promocionar los programas de financiamiento preferencial para la pequeña y mediana industria, así como el otorgamiento de créditos para proyectos de innovación tecnológica del sector, tanto propios como de otras entidades financieras, previstos en el Plan de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria.
  9. Desarrollar programas de asistencia técnica integral para el mejoramiento competitivo de las pequeñas y medianas industrias.
  10. Mantener una base de datos de Consultores especializados y debidamente calificados para la atención de las necesidades de asistencia técnica y financiera de las pequeñas y medianas industrias, así como de todas las instituciones de apoyo al sector.
  11. Proponer e instrumentar los mecanismos de incentivos y beneficios que coadyuven al desarrollo integral del sector de la pequeña y mediana industria.
  12. Definir las políticas, programas y acciones tendentes a la promoción, desarrollo y administración de los Parques Industriales existentes, incluyendo el desarrollo de nuevas unidades, como plataformas de infraestructura y servicios básicos para el desarrollo de las pequeñas y medianas industrias.
  13. Suscribir convenios y demás acuerdos con instituciones públicas o privadas para la coordinación de políticas, programas y proyectos de desarrollo de la pequeña y mediana industria.
  14. Coordinar la elaboración de informes y evaluaciones del sector.
  15. Desarrollar programas de adiestramiento y capacitación en todas las áreas de gestión de la pequeña y mediana industria.
  16. Apoyar las iniciativas que mantengan como objeto el fomento, creación y desarrollo de pequeñas y medianas industrias en aquellos sectores considerados prioritarios en el Plan de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria.
  17. Ejercer las funciones de control, inspección y fiscalización necesarias para el cumplimiento de sus objetivos.
  18. Rendir informes periódicos al Ministerio competente de la Producción y el Comercio sobre su gestión y funcionamiento.
  19. Las demás atribuciones que le sean otorgadas por ley.

 

 

Sistema de Información Industrial

 

Artículo 34. Se crea el Sistema de Información Industrial que tendrá como objeto el generar, mantener y facilitar el acceso a la base de datos con toda la información relativa al sector de la pequeña y mediana industria, así como promocionar todas aquellas políticas, programas y demás actividades orientadas hacia el desarrollo integral de este sector industrial.

 

Centro de Oportunidades de Negocios

 

Artículo 35. El Centro de Oportunidades de Negocios del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, debe ser la unidad de apoyo responsable de coordinar la asistencia técnica a la pequeña y mediana industria, en la detección y aprovechamiento de nuevas áreas de negocios, oportunidades comerciales y búsqueda de nuevas alternativas de inversión y desarrollo integral para las pequeñas y medianas industrias, tanto en los mercados nacionales como internacionales.

 

 

Consejo Directivo

Artículo 36. El Consejo Directivo del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria estará integrado por un (1) Presidente o Presidenta de libre nombramiento y remoción del Presidente de la República, y cuatro (4) Directores nombrados de la siguiente manera: Uno (1) por el Ministro competente en materia de la Producción y el Comercio, uno (1) por el Ministro competente en materia de Planificación y Desarrollo, uno (1) por el Ministro competente en materia de Ciencia y Tecnología, y uno (1) por la Federación de Artesanos, Pequeños y Medianos Industriales de Venezuela (FEDEINDUSTRIA).

 

Cada uno de los Directores debe tener un (1) Suplente designado de la misma manera, quienes suplirán las faltas temporales de los Directores Principales. Las ausencias temporales del Presidente o Presidenta serán suplidas por un miembro del Consejo Directivo, designado por éste.

 

Los miembros del Consejo Directivo serán solidariamente responsables por las decisiones adoptadas en las sesiones a las que hubieren asistido, salvo que hayan hecho constar su voto salvado a la respectiva decisión.

 

 

Requisitos

 

Artículo 37. El Presidente o Presidenta del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, así como los miembros principales y sus respectivos suplentes, deberán reunir las siguientes condiciones para su nombramiento:

 

  1. Ser venezolanos y mayores de edad.
  2. Tener comprobada experiencia, idoneidad profesional y técnica en el sector industrial.
  3. Poseer reconocida solvencia moral.
  4. Cumplir con los demás requisitos que exija la ley.

 

 

Incompatibilidades

 

Artículo 38. No podrán ser miembros del Consejo Directivo:

 

  1. Quienes hayan sido condenados mediante sentencia definitivamente firme por delitos contra la cosa pública y contra la propiedad, por un lapso de diez (10) años contados a partir del cumplimiento de la condena.
  2. Quienes hayan sido declarados responsables administrativamente por la Contraloría General de la República, según decisión definitivamente firme, por un lapso de diez (10) años contados a partir del cumplimiento de la decisión.
  3. Quienes hayan sido declarados culpables por fraudes y no hayan sido rehabilitados, o quienes se encuentren sometidos a beneficio de atraso, para la fecha de su designación.
  4. Quienes hayan sido condenados a penas de presidio.
  5. El cónyuge, o quienes mantengan unión estable de hecho, o mantengan parentesco hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad con el Presidente o Presidenta de la República, Vicepresidente o Vicepresidenta Ejecutivo de la República o con el Ministro o la Ministra de adscripción.

 

 

Atribuciones del Consejo Directivo

 

Artículo 39. El Consejo Directivo del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria tendrá las siguientes atribuciones:

 

  1. Autorizar al Presidente o Presidenta del Instituto a someter para la consideración y aprobación del Ministro de adscripción, el Proyecto de Plan de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, Proyecto de Presupuesto, el Plan Operativo Anual y el Balance Financiero del Instituto.
  2. Autorizar al Presidente o Presidenta del Instituto, para la suscripción de contratos dentro del ámbito de sus competencias.
  3. Aprobar las propuestas que se sometan a la consideración del Ministro de adscripción sobre las modificaciones presupuestarias.
  4. Aprobar las solicitudes de financiamiento preferencial para la pequeña y mediana industria en las diferentes modalidades de asistencia financiera que sean aprobadas.
  5. Adoptar las decisiones necesarias para la promoción, desarrollo y fomento de la pequeña y mediana industria, de conformidad con lo dispuesto en este Decreto Ley.
  6. Aprobar o improbar los programas o proyectos presentados por el Presidente o Presidenta del Instituto en materia de capacitación, de asistencia técnica o financiera en los términos previstos en este Decreto Ley.
  7. Evaluar la ejecución de los programas o proyectos aprobados.
  8. Las demás que le atribuya la ley.

 

 

Sesiones

 

Artículo 40. Las sesiones del Consejo Directivo se considerarán válidamente constituidas con la presencia del Presidente o Presidenta y tres (3) Directores y sus decisiones deberán ser adoptadas por mayoría simple.

 

 

Atribuciones del Presidente o Presidenta

 

Artículo 41. Corresponde al Presidente o Presidenta del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria:

 

  1. Ejercer la representación legal del Instituto.
  2. Ejecutar y hacer cumplir los actos de efecto generales y particulares que dicte el Consejo Directivo.
  3. Aprobar las fianzas de fiel cumplimiento de las obligaciones derivadas de los contratos de capacitación, asistencia técnica o financiera y aquellos que se deriven de su objeto.
  4. Nombrar y remover al personal del Instituto, de conformidad con la ley.
  5. Coordinar los programas o proyectos en materia de capacitación, de asistencia técnica o financiera, con el objeto de promover y promocionar la pequeña y mediana industria.
  6. Someter a consideración del Consejo Directivo, para su aprobación y posterior presentación al Ministro correspondiente de adscripción encargado de la Producción y el Comercio, el anteproyecto del Plan de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, el Proyecto de Presupuesto, el Plan Operativo y el Balance General del Instituto.
  7. Garantizar el cumplimiento de los fines del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria.
  8. Expedir la certificación de documentos, existente en los archivos del instituto, de conformidad con las normas generales sobre la materia.
  9. Otorgar poderes para representar judicial y extrajudicialmente al Instituto, previa autorización del Consejo Directivo.
  10. Delegar atribuciones, así como la gestión y firma de determinados actos materiales, en los casos que determine el Reglamento Interno del Instituto.
  11. Presentar a la consideración del Consejo Directivo informes periódicos relativos a la ejecución de los programas o proyectos aprobados.
  12. Las demás que le atribuya el Consejo Directivo y la ley.

 

 

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

 

 

Primera. El Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio de Finanzas y una vez entrado en vigencia el presente Decreto Ley, debe ordenar al Banco Industrial de Venezuela y al Fondo de Crédito Industrial, la adopción de programas especiales de financiamiento preferencial a la pequeña y mediana industria, en condiciones y términos de tasas de interés y plazos preferenciales, a los fines de iniciar la recuperación inmediata del sector.

 

Segunda. El Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio de Finanzas y en un plazo de noventa (90) días contados a partir de la entrada en vigencia del presente Decreto Ley, ordenará al Fondo de Garantías y Depósitos Bancarios (FOGADE) lo conducente para la determinación de los programas de recuperación de los Parques Industriales bajo su administración, a los fines de hacerlos coincidir con aquellos a ser desarrollados por el Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria.

 

 

Tercera. El Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio competente en materia de la Producción y el Comercio, en un plazo de noventa (90) días contados a partir de la entrada en vigencia del presente Decreto Ley, pondrá en funcionamiento el Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, debiendo presentar al Consejo de Ministros el Proyecto de Reglamento Interno del mismo.

 

 

Cuarta. El Presidente o Presidenta del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, en un plazo de noventa (90) días contados a partir de la puesta en funcionamiento del mismo, debe presentar al Ministerio competente en materia de la Producción y el Comercio el Plan de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, el Plan de Presupuesto y el Plan Operativo Anual destinados a la promoción y desarrollo del sector de la Pequeña y Mediana Industria, previstos en el presente Decreto Ley.

 

DISPOSICION FINAL

 

Unica. El Presente Decreto Ley entrará en vigencia a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

 

Dado en Caracas, a los nueve días del mes de noviembre de dos mil uno. Año 191° de la Independencia y 142° de la Federación.

 

 

 

 

HUGO CHAVEZ FRIAS

Refrendado

La Vicepresidenta Ejecutiva

(L.S.)

ADINA MERCEDES BASTIDAS CASTILLO

 

Refrendado

El Ministro del Interior y Justicia

(L.S.)

LUIS MIQUILENA

 

Refrendado

El Ministro de Relaciones Exteriores

(L.S.)

LUIS ALFONSO DAVILA GARCIA

 

Refrendado

El Ministro de Finanzas

(L.S.)

NELSON JOSE MERENTES DIAZ

 

Refrendado

El Ministro de la Defensa

(L.S.)

JOSE VICENTE RANGEL

 

Refrendado

El Encargado del Ministerio

de la Producción y el Comercio

(L.S.)

OMAR OVALLES

 

Refrendado

El Ministro de Educación, Cultura y Deportes

(L.S.)

HECTOR NAVARRO DIAZ

Refrendado

La Ministra de Salud y Desarrollo Social

(L.S.)

MARIA URBANEJA DURANT

 

Refrendado

La Ministra del Trabajo

(L.S.)

BLANCANIEVE PORTOCARRERO

 

Refrendado

El Ministro de Infraestructura

(L.S.)

ISMAEL ELIEZER HURTADO SOUCRE

 

 

 

Refrendado

El Ministro de Energía y Minas

(L.S.)

ALVARO SILVA CALDERON

 

Refrendado

La Ministra del Ambiente

y de los Recursos Naturales

(L.S.)

ANA ELISA OSORIO GRANADO

 

Refrendado

El Ministro de Planificación y Desarrollo

(L.S.)

JORGE GIORDANI

 

Refrendado

El Ministro de Ciencia y Tecnología

(L.S.)

CARLOS GENATIOS SEQUERA

 

Refrendado

El Ministro de la Secretaría

de la Presidencia

(L.S.)

DIOSDADO CABELLO RONDON